jueves, 14 de mayo de 2009

EN LA CUEVA, EL TESORO

Durante los últimos cien años, en la cueva de Hoble Fels de Alemania se encontraron alrededor de 25 tallas de marfil, casi todas representando animales, y también una flauta, ahora considerada el instrumento musical más antiguo del mundo. Esta vez hallaron una Venus confeccionada con el marfil de un mamut hembra, que confirma que el hombre prehistórico no sólo tallaba figuras de animales, sino también humanas, al inicio del período Auriñacense, hace 40 mil años. Es una gran sorpresa para el equipo arqueológico alemán, así como para el resto de la comunidad científica que siempre han considerado mucho más recientes a estos individuos. Hasta ahora sólo se conocían de ese período pequeñas tallas de animales, como las halladas en la misma cueva, pero no se había encontrado representación alguna de una figura humana. El arqueólogo que realizó el descubrimiento, Nicholás Conard, no descarta que en esta región al sur de Alemania hubiese vivido el primer grupo humano con una cultura propia. La Venus estaba fragmentada y fue necesario adherir las tres partes halladas, aunque aún le faltan el hombro y el brazo del lado izquierdo. Por su particular diseño se la considera a priori, realizada para algún ritual de fertilidad.

Eduleira dijo en 200 palabras el 14/5/09

1 comentario:

Georgina Elena Palmeyro dijo...

Gracias por compartir esta importante noticia arqueológica que a muchos les asombró.
Todo material, idólos, dioses de la fertilidad, como en este caso indican que esta comunidad ya estaba entrando en la fase, domesticación, y agricultura inicial o protodomesticación y proto agricultura.
Yo no la llamaría la Venus, sino la dama, pues al denominarla Venus ya hace referencia a otra cultura y aún no saben si es que había un tipo de relación o intercambio.
Un beso
Georgina