martes, 14 de julio de 2009

¿Para qué son las armas?.

Una lamentable noticia nos golpea nuevamente hoy, una especie de "salto atrás" muy peligroso, tanto por el contenido como por la forma. Es el anuncio de que nuestro Ejército Nacional instalaría una fábrica de armas, con la cual se buscaría paliar la falta de empleos. La primera impresión que recibí fue de estupor, porque esa institución venía ofreciendo un bajo perfil, realizando solamente las tareas habituales, tras una grán pérdida de interés por las personas en formar parte de esa fuerza, al tener en cuenta sus hechos del pasado en que se convirtieron en nuestros guardias, manteniendo a toda la sociedad bajo una dictadura con actos de tortura y también desapariciones forzosas durante aquel período. Inmediatamente pensé que en nuestro país, grandes sectores de la población tienen enormes carencias y que allí es donde mejor encajarían los efectivos del ejército, reparando en parte los males cometidos durante años, por ejemplo fabricando alimentos u hogares para personas que desean vivir y mejorar, no armas para matar o cañones para destruir. Este país mantuvo una tradición pacífica por años, antes de la dictadura militar y luego parecía que recuperábamos el sentido de la vida. Esa es la tradición que nos conviene mantener.

eduleira dijo en 200 palabras en 14/07/09

1 comentario:

Georgina Elena Palmeyro dijo...

Eduardo:
Otra vez, con las mismas historias, fábricas de armas, !cuando se debería construir casas!
Hace falta fábricas en nuestros países, de todo lo que se pueda pero menos de armas.
Un beso
Georgina